8.11.08

Inedito 26. Ripiado de Palacio

Versión inedita mucho más larga que la que apareció en Interviú y recitada por el propio Sabina de los versos que le dedicó en su día a la princesa Letizia.

Ripiado de Palacio

Bendita seña Letizia
La keli de un tal Erquizia
que ayer os arrejuntó
A más de un republicano
Los dedos de trambas manos
Juntas, nos emocionó
Y sin cambiar de bandera
Ni de dios, ni de trinchera
Quisiera princesa Ortiz,
Decirte en esta balada,
Que ya no hay cuentos de hadas,
Que tengan final feliz
Vas a comértelo crudo
Porque la ley del embudo,
Se venga de los que son
Discretos y menestrales,
Cuando a los fastos reales
No tienen invitación
De corazón te lo digo
No tengo ningún amigo
Que no te quiera querer
Y eso que somos tan rojos
Que quemamos los rastrojos
Del fuego que pudo ser
Princesa, que anacronismo,
de este siglo de este abismo
que me mata y te bendice
¿Para qué sirven los reyes
si no les rozan las leyes
ni el hambre ni las varices?
por cierto vaya semana
no sé por qué la manzana
que mordiste me inspiró
esta copla descreída
que sospecha que tu vida
dice que sí pero no
Estabas para comerte
en el flash verte y no verte
de El Pardo, viva el desliz
con tu boquita asturiana
respondona y cortesana
de Oviedo con regaliz
Dile a tu suegra Sofía
que imite a doña María
y aplauda a Curro Romero.
Rostropovich mola mazo
pero el pueblo es un pedazo
de pan tosco y zarzuelero.
Princesa de clase media
si lo amarillo te asedia
ni te mojes ni te alteres
Felipe besa tus pies
y el mapa esta del revés
¿que quieres más, que más quieres?
Cuídate del entourage
y atiende al que con coraje
dobla jamás la rodilla
el vencido, pobre y manco
nunca firma un cheque en blanco
ni al Borbón ni a su costilla
al nostálgico ni un guiño
mi corazón es un niño
que del pie izquierdo cojea
devoto de Sancho Panza
frente al mar sin esperanza
de que suba la marea
Mierda de telebasura
Berlusconi, Aznar, censura
previa por ser vos quien sóis
tu Adán sin ser divorciado
tuvo una Eva en su pasado
y tú un Ulises de Joyce
ni bruja ni cenicienta
ni maruja ni calienta-
pollas más loca que Juana
los Austrias y los Borbones
los Habsburgos qué pendones
me perdone la asturiana
¡Viva Azaña! repetía
la España que maldecía
monarquías de quita y pon
Procura que don Felipe
entre polvo y polvo flipe
con Borges, Kafka o Rimbaud
Malaya el telediario
Urdaci viudo en su acuario
menos vos que dos sintigo
si no te dejas comer
noblesse oblige, savoir faire
cuenta sin contar conmigo
Bajo la tiara de espinas,
háblale de tus vecinas,
divorcios y desvaríos
al principito del cuento
que se aprendió el argumento
y nunca ha pasado frío.
Agárralo por el talle,
ponlo en mitad de la calle
disfrazado de bufón,
de Prestige sin pasaporte,
de Irak sin dueño ni norte
de sueño de la razón.
Dile que estás divorciada
que no crees en la balada
de la princesita tonta.
la Sartorius se quedó
corta y la nórdica no
supo hacer de Pocahontas.
Háblale de usted a tú,
dile que la sangre azul
cuando sangra es bermellona;
que se mezcle con la gente,
que no sea tan indolente,
al peso de su corona.
Lo que no entiendo Letizia
es que cambies la noticia
por lo que dicta el dictado,
ordenanzas, escalofrío
no te bañes en el río
de un corazón programado.
Las faltas de ortografía
que desdeña la poesía
a mí me la ponen dura,
y esa zeta de Letizia
es la falta y la delicia
de una caricia madura.
No reines sobre el olvido
cómo entiendo a tu exmarido
abreviado y extremeño
Defiende tu pedigrí,
no abuses del bisturí,
lo más grande es lo pequeño
la familia es un sorteo,
Julieta besa a Romeo
por no cortarle las alas.
Pobrecita lady Di,
que quiso cambiarle el chip
al RIP de Buckingham palace.
ojalá que me equivoque
y enroques con ese toque
tan tuyo a la monarquía
que los ramitos de flores
que exhibas sean tricolores
como la nostalgia mía
Bajo el tul y ante el altar
que desemboca en la mar
no olvides a las pateras
ni el pueblo de donde vienes
recuerda que lo que tienes
es verdura de las eras
Sin ponerme en tu lugar
quisiera que por jugar
compartieras la primicia
de que el rojo menos chic
alce su trago de Dyc
para brindar por Letizia
Y ojo con la canallesca
lisonjera que arma gresca
según afines la nota.
Madrid bien vale una misa
¿o era París? con las prisas
ni Peñafiel mira el Gotha
Tendrás que hacerte cristiana
apostólica y romana
maldito sea el protocolo
cómo se siente una Ortiz
cuando doblan la perdiz
ante usted Lecquio y Pocholo
No he de faltarte al respeto
por más que colmes de nietos
al nieto del pretendiente
Un Larra en una botella
le regaló su doncella
a don Felipe el doliente.
La corte de los milagros
parece un corral de Almagro
sin Lopes ni Calderones.
¡Ojalá que los Ortiz
maquillen con su barniz
ilustrado a los Borbones!
No escuches a los modistos
que no se pasen de listos
los más tontos de la escuela,
mejor Rembrandt, Garcilaso,
Groucho Marx, Einstein, Picasso,
Woody, Piaf, Courbey, Chavela.
Cristinate, Elenate,
Leti, Urdangarinate
pero sin Marichalarte,
Nadie venda los secretos
De aquel marido discreto
Que no es juez siendo tan parte
Que sigas siendo tan guapa,
Y hagas tu labor de zapa
Más deprisa que despacio
Y déjame terminar,
abusando de ripiar
El Ripiado de Palacio






No hay comentarios: